Risotto de calabaza

Hoy vamos a dar salida a uno de los tupper de salsa que os sobró de las carrilleras (Si no tenéis, lo podéis hacer con caldo).

Este arroz es tremendamente fácil, os voy a confesar uno de mis secretos y es que tengo una olla programable que tiene función horno, pasta, yogurtera, guiso, arroz… Desde que me la compré me ha facilitado la vida bastante, pero si no tenéis no os preocupéis porque de todas las formas es fácil.

Esté arroz es un clásico en mi casa cuando tengo poco tiempo delante de los fuegos. Hoy os lo traigo con calabaza, que es de mis preferidos, pero lo suelo hacer con las verduras que tengo en casa, calabacín, alcachofas, judías… A veces dejo las verduras sofritas y al llegar solo queda añadir el arroz y el caldo (7 minutos) Otras ocasiones he aprovechado para hacer a la vez un pescado al vapor, quedando el plato más completo con una fuente proteica.

Ingredientes: (para 2 adultos y 3 peques)

1 trozo grande de calabaza

2 zanahorias

2 cebollas

Queso parmesano rallado

1 vaso grande de arroz (unos 350g)

1 tuper de la salsa de la carrillera que diluiremos en agua.

Sal (al gusto, yo no le pongo mucha)

Elaboración tradicional:

Necesitaremos dos fogones encendidos, en uno iremos haciendo el arroz y en otro tendremos el caldo caliente.

En una sartén grande sofreír la cebolla picada. Cuando lleve un par de minutos añadimos la zanahoria y la calabaza y lo sofreímos todo junto unos minutos.

En el cazo calentamos el caldo, formado por la salsa y agua hasta llegar a un litro.

Rehogamos el arroz en el sofrito y vamos a ir añadiendo el caldo. Lo que se busca es que el arroz quede ligado entre sí, pero no demasiado compacto, por ello hay que buscar un buen arroz que suelte poco a poco el almidón y controlar la cantidad de líquido añadiéndola poco a poco. Una vez el arroz y ha adquirido una consistencia cremosa y con los granos aún un poco duros (pero muy poco), lo retiramos del fuego, agregamos el queso parmesano rallado, lo removemos y dejamos reposar dos o tres minutos y ya está listo.

Con olla programable:

Cortar la cebolla y rehogar con aceite. Cuando lleve un par de minutos, añadimos la zahanoria y la calabaza y lo sofreímos todo junto unos minutos.

Rehogamos el arroz con las verduras y añadimos la misma cantidad de caldo (un vaso y un dedo más , esto depende del tipo de arroz). El caldo lo hacemos diluyendo la salsa que teníamos de la carrillera en agua, no debe quedar muy espeso o el arroz no se hará bien. Cerramos la olla y ponemos menú arroz 7 minutos.

Cuando acabe, despresurizar y añadir el queso rallado y servir.

Las fotos corresponden al arroz hecho con la olla programable.

2019-02-12T09:58:04+00:00