Hamburguesas de pescado

Llevaba tiempo queriendo hacerlas, pero se me resistían por tiempo. Finalmente, la semana pasada me lancé con las hamburguesas de pescado.

Siempre suelo poner bastante verdura dentro de las hamburguesas. Más que para esconderlas es para bajar la cantidad de proteínas de origen animal que generalmente sobrepasamos con creces. Así yo me quedo tranquila si las peques se comen una hamburguesa entera e incluso piden repetir.

Sin miedo os diré que pensé que serían un auténtico desastre, tuve que añadir huevo a mitad de receta para que tomarán un poco de forma, pero al final salieron 12 y nos sobraron 2 y media. Teniendo en cuenta que comíamos dos adultos, una niña de 4 años y dos peques de dos años, las considero un éxito. El inconveniente es que al ser de pescado congelado no se deben volver a congelar.

Las hice al horno porque en sartén se hubieran deshecho al darle la vuelta. Aproveché que encendía el horno para meter unos tomatitos cherry de guarnición. Directamente las monté en la bandeja y está vez las serví en el plato sin pan.

Ingredientes:

Un paquete de merluza congelada de más de un kilo

3 zanahorias

1 calabacín

1,5 cebollas

Peregil

Pan rallado

1 huevo o dos

Elaboración

  1. Pelar zanahorias y calabacín (desde que me amargó dos comidas los pelo siempre). Triturar en procesador o rallar junto a cebolla y perejil. Dejar en un colador para que suelte el agua
  2. Triturar pescado en procesador previamente descongelado y seco.
  3. Mezclar en un bol las verduras, el pescado, unas 3/4 cucharadas colmadas de pan rallado y el huevo batido (pero eso lo podéis hacer a ojo)
  4. Montar las hamburguesas directamente en la bandeja y hornear hasta que estén doradas a 200°C

Espero que os gusten tanto como a nosotros que no me dio tiempo ni a sacar la foto con la hamburguesa emplatada.

2019-05-03T21:50:34+00:00