Chocolate, comentarios inoportunos

Hoy una madre me ha comentado que estando en un almuerzo de trabajo, con compañeros que no conoce mucho, ha surgido conversar sobre alimentación.

Sabiendo que esta madre se preocupa por la alimentación de sus hijos y que restringe los alimentos superfluos, una compañera se ha atrevido a decirle que su hijo no tendría infancia puesto que no le daba chocolate. (Yo alucino que la gente se meta en estos temas y que se atreva a hacer menejante comentario) Menos mal que la madre le ha dicho que esperaba que la infancia de sus hijos no se basara sólo en eso, en “si toma más o menos chocolate”. Luego la señora ha comentado que total, si iba a tomar azúcar en la fruta (menuda comparación el azúcar del chocolate que se le da a los niños, frente al azúcar de cualquier fruta, con su fibra, sus vitaminas y minerales) 

Éste es uno de los grandes problemas que observo últimamente: La sociedad ha normalizado el consumo de productos que son perjudiciales para la salud, gracias a buenísimas campañas publicitarias. 

Os animo a seguir nadando a contracorriente, que no os dejéis influir por comentarios de gente desinformada. Yo empiezo a ver un cambio de mentalidad a mejor y creo en él. La gente pregunta, se informa y toma decisiones por el bien de sus familias.

La cuestión no es dar o no chocolate, la cuestión es saber las consecuencias de darlo. El consumo ocasional dista mucho del «ocasionalmente todas las semanas», incluso «ocasionalmente todos los días». Desgraciadamente los dulces con chocolate dirigidos a los pequeños no suele ser de calidad.

 

2019-01-15T21:57:59+00:00