Ocasional

Os hablo mucho en todos los talleres, del consumo ocasional, pero esto es tan subjetivo que mi palabra ocasional no suele coincidir con la de muchos otros.

Según el diccionario ocasional es un adjetivo que indica que se produce de forma casual o accidental, que no es habitual.

Hay ciertos alimentos que no debemos de tomar frecuentemente si queremos llevar una dieta saludable. Estos alimentos suelen llevar excesos de azúcar y de sal, grasas de poca calidad, alcohol…  Ya sabéis a que refiero, productos ultraprocesados, patatas de bolsa, zumos, chocolates de mala calidad, bollería, dulces, bebidas alcohólicas como destilados, vino y cerveza y aunque a muchos nos chirrie, también metemos dentro de ocasional otros productos como embutidos, jamón cocido o serrano, pavo… que empezamos a ver que no son tan buenos como nos pensábamos y en España se toman muy a la ligera

Nadie es capaz de definir concretamente cuánto es ocasional, porque cada persona come de forma distinta incluso viviendo dentro de una misma casa. Y no es lo mismo limitar el consumo de un zumo natural a una persona muy consciente de su alimentación que cuidará no tomar nada de azúcares añadidos a lo largo de su día, que a un niño o un adulto que tomará, unas galletas o magdalena con un vaso de leche con chocolate azucarado por la mañana, dos postres lácteos azucarados, más algún plato ultraprocesado a lo largo de su día.

Tampoco estoy de acuerdo en excluir del todo ciertos alimentos, porque inevitablemente nos los vamos a encontrar muchas veces a lo largo de la vida, y aunque me gustaría que la gente fuera tomando conciencia y se fueran poniendo opciones más saludables en eventos, cumpleaños y otras situaciones aun creo que queda mucho camino por recorrer.

Como adultos somos responsables de nuestras decisiones para con nosotros mismos y aquí cada uno se puede tomar las cosas a la ligera o más en serio, al final el será el directamente afectado, aunque esto podría dar para un buen debate, porque también el sistema sanitario se verá afectado. Pero cuando tenemos niños bajo nuestra responsabilidad creo que las decisiones hay que tomarlas con buen criterio, por la salud de los más pequeños en el futuro.

Ocasional, no son patatas fritas todas las semanas, ni galletas todas las mañanas. Tampoco es meriendas repletas de azúcar varias veces a la semana ni postres lácteos azucarados todos los días. No podemos considerar saludable desayunar jamón todas las mañanas ni tomar una copa de vino al día, como nos han hecho creer.

Ocasional es tomarte el trozo de tarta el día de cumpleaños cuando no tomas dulces generalmente, siempre que no tengas cumpleaños todas las semanas. Las gominolas en los cumpleaños creo que deberían estar prohibidas, pero hasta que no cambiemos la mentalidad esto no sucederá, hay muchas otras opciones, si se quiere dar un detalle a la salida de un cumple.

Ocasional es disfrutar de esa barbacoa con los amigos, y si nos encontramos alguna ensalada por en medio aún mejor. Ocasional es el plato de jamón ese día que nos vamos a cenar con los amigos, no el embutido en todas las cenas.

Para mi ocasional, es disfrutar comiéndome este bollito que este domingo me han traído de sorpresa por la mañana y hacía más de dos meses que no me comía.

¿Y para vosotros que es ocasional?

2019-03-10T15:36:53+00:00