Alternativas saludables para los más peques y no tan peques

Nos gusta que nuestros hijos tengan una buena dieta disfrutando de lo que comen. Una mami me envia una foto de su hijo feliz tomándose un maravilloso helado de leche con fresas, consiguiendo que se coma una fruta que al natural le hace menos gracia y que disfrute de un buen helado.
¡Se ha merendado dos y a veces hasta los pide para desayunar!

Otras de las cosas realmente fáciles de sustituir son las cremas de cacao, con tanto azúcar y grasas de poca calidad. Simplemente avellanas trituradas y un poco de chocolate rallado por encima convierte un trozo de pan en una delicia.

Los cereales de desayuno necesitan tan solo ser sustituidos por cereales integrales, esta en una buena opción de muesli casero que no puede ser más completo. Me la ha pasado una madre y cuando pueda la haré. Los niños aprenden por imitación y una taza tan bien servida de muesli, yogur natural casero y papaya para madre e hijo es un éxito seguro.

1 paquete de copos de avena integral
Medio de copos de espelta
Medio de Copos de trigo sarraceno
50 gr de pasas y 50 de pipas
3 cucharadas soperas de semillas  de lino y 3 de cáñamo

Lo idílico sería no tener que llegar al punto de tener que hacer sustituciones, porque las opciones fueran siempre saludables, pero siendo realistas la lucha contra la industria alimentaria y su publicidad es muy dura. Espero que os dé alguna idea de pequeños cambios para una alimentación más consciente, saludable y feliz.

2019-02-21T17:49:47+00:00